Técnicas de relajación para el estrés de opositar

 

Prepararse una oposición no es nada fácil, y lo es aún menos encontrar técnicas de relajación que te ayuden a superar los momentos de mayor estrés, desmotivación o nervios.

Crees que lo llevas todo más o menos controlado, hasta que un día haces un test y no obtienes los resultados esperados. De repente, un dolor insoportable se te localiza en el cuello, ves la fecha señalada marcada en rojo de tu calendario cada vez más próxima y mientras, los minutos pasan y el temario no cesa.

Lo que tienes es estrés y hoy vamos a dedicar este post para darte unas técnicas muy sencillas de relajación que puedes aplicar cuando lo necesites en tu nueva vida de opositor.

Localizar el estrés.

En primer lugar, es imprescindible que localices el foco de tu estrés. ¿Es la preparación de las oposiciones en general? ¿Un test que no salió como esperabas? Intentar buscar una solución práctica a tu problema deberá ser tu primera tarea.

Escuchar a tu cuerpo.

De igual modo, escuchar a tu cuerpo es muy importante. Si estás sufriendo un pico de estrés, más vale que dejes de estudiar una hora o lo que necesites a que te sigas frustrando sin avanzar nada.

Darte una ducha.

Cuando pases por uno de estos difíciles momentos durante la preparación de tus oposiciones es también recomendable, darte una ducha o un baño. Te ayudará a despejarte y relajarte.  Aprovecha este momento para estirar todos tus músculos y focalizar el agua en aquellas partes del cuerpo en las que tengas más tensión.

Hacer deporte.

Practicar una actividad física que no requiera de mucho esfuerzo, pero si del suficiente que te permita desconectar. El deporte disminuye la depresión moderada, reduce el estrés, las neurosis y resulta beneficioso psicológicamente.

Un paseo andando, en bici o hacer un simple recado. Mantener una conversación con un amigo o escuchar tu canción favorita te servirá para mantener la cabeza ocupada en otros asuntos que no tengan que ver con las Oposiciones y reducir así, tu estado de estrés.

Pensamientos positivos.

Intentar pensar en el “aquí y ahora” y no anticiparse a lo que va a pasar te permitirá marcarte objetivos a corto plazo y alcanzarlos. No intentes abarcar más de lo que puedes asumir y márcate retos realistas.

Meditación.

Por último, puedes aplicar técnicas de meditación y visualización guiada. Los beneficios de la meditación son inmensos. Las personas que la practican reconocen que cuando llevan un tiempo, tienen más capacidad para regular sus emociones y su nivel de estrés. Lo bueno de la meditación es que cada persona recibe lo que necesita y te orienta en tu propio beneficio personal.

 

Esperamos que te sirvan de ayuda estos consejos para superar el estrés durante la preparación de tus Oposiciones. En Abalar Formación, la constancia, el esfuerzo y la ilusión compartidas nos ayudan a alcanzar el éxito

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.