La técnica pomodoro y el estudio de oposiciones

Estudiar oposiciones puede ser un proceso muy largo y sin duda habrá días en los que ya no puedas superar el ruido de tu mente y concentrarte te parecerá un tarea imposible.

Para estos días recomendamos usar la técnica pomodoro.

La técnica pomodoro es extremadamente simple y ahí radica su secreto.

Para llevarla a cabo sólo necesitarás un reloj de cocina o el que viene en tu móvil.

Se trata de trabajar en ciclos con micro-descansos (y esto de los micro-descansos es muy importante)

En el pomodoro estándar los ciclos de trabajo duran 25 minutos y tras cada uno de ellos hay un descanso de 5 minutos.

Esto es lo que se llama un “pomodoro” (tomate en italiano, por los relojes de cocina en forma de tomate, y porque lo inventó  Francesco Cirillo, un italiano que vio la necesidad de encontrar un método de estudio en el que pudiese gestionar y administrar el tiempo que dedicaba a cada tarea.)

Al llegar a 4 Pomodoros (100 minutos) podrás disfrutar de 15 minutos. En este descanso, podrás ir a dar un paseo por casa, ver la tele un rato, mirar el móvil, etc.

Los objetivos de esta técnica

Los objetivos de esta técnica son distintos y te pueden servir para:

  1. Averiguar el tiempo que necesitas para cada tarea diaria. La mayoría de los opositores tienen muchas rutinas que se hacen diariamente. Con esta técnica sabrás el tiempo exacto que le dedicas a cada una.
  2. Aprende a evitar distracciones. Si te mentalizas de que en esos 25 minutos no hay nada más en el mundo que el estudio, estarás empezando a concentrarte en tu trabajo y oposición.
  3. Organización pura y dura.
  4. Incluye algún minuto dentro de cada Pomodoro para ver cómo has gestionado ese tiempo y crear tareas acorde a tu horario de estudio.
  5. Por último, utiliza las metas personales para ir mejorando día a día. Regálate tiempo libre si consigues llegar a los objetivos marcados.

Si te lo tomas en serio funciona muy bien y, y esto es así por dos razones:

  • El trabajar en rachas de 25 minutos te da una sensación de urgencia, de querer trabajar a tope esos 25 minutos para que te “quepa” la tarea en la que has elegido enfocar tus energías esos 25 minutos.  En otras palabras: consigues concentración máxima.
  • Los microdescansos: Los 5 minutos de descanso son fundamentales para activar tu mente.  Puedes darte un paseo, hacer estiramientos, hablar un rato con un compañero etc. Lo ideal sería pasear un poco por un sitio en el que haya árboles .  Lo que no se debe hacer es ponerte a mirar el móvil .  Para que el descanso sea efectivo tienes que desconectar. Es clave descansar para después volver a la concentración. Búscate algo para rellenar esos 5 minutos que no te hagan pensar en el estudio. Este es el gran secreto para ser productivo. Si sigues este sistema, aprenderás a entender tu ritmo y verás resultados en pocas semanas.

Los fanáticos del deporte saben que la ganancia muscular y el crecimiento físico ocurren en los momentos de descanso.  Machacarse sin parar en el gimnasio durante horas sin tregua es una receta segura para el fracaso.   Hay que descansar entre series, hay que descansar entre entrenamientos y hay que descansar unos días cada cierto número de meses.

Y lo mismo ocurre con el trabajo intelectual o con la productividad del día a día.

Matizaciones

El tiempo asignado es relativo.  Eres tu el que debe asignar ese tiempo. A veces te funcionarán los 25 minutos pero otras sólo necesitarás 10.

A veces programarás tus pomodoros con 15 minutos y otras veces con 40.  Esto depende de la tarea que tengas entre manos.

Si estás a punt0 de concluir una tarea y suena el reloj, no la dejes inconclusa, usa unos minutos más para finalizarla y así poder quitártela de la cabeza.

Pero ni se te ocurra  “hacer trampa” y seguir 20 minutos más sin programar.

Si este es el caso hay que redistribuír la temporalización de tus pomodoros.

Como decíamos en otro post es importante establecer una buena rutina para estudiar oposiciones, recuerda que tu fuerza de voluntad es poco de fiar.  La base de una buena rutina es la repetición y creemos que este método puede ayudarte a hacerlo.  Pruebalo y ya nos cuentas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.