Los mejores consejos para aprobar la oposición a Policía Nacional

En la siguiente entrevista puedes encontrar los mejores consejos para aprobar la oposición a Policía Nacional. Con el inicio de las pruebas selectivas de la convocatoria del año 2019 de la Escala Básica de la Policía Nacional, el equipo de Abalar ha realizado UNA ENTREVISTA a nuestros mejores estudiantes quienes aprobaron en la promoción anterior, con el fin de contar su experiencia personal y ayudar a los futuros policías a afrontar la oposición a la Escala Básica de la Policía Nacional.

¿Dónde preparar las oposiciones a Policía Nacional?, ¿Cómo aprobar el examen tipo test de la oposición a Policía Nacional? ¿Cuántas horas de estudio hay que dedicar a la oposición de la Policía Nacional? ¿Cómo entrenar las pruebas físicas?  Son algunas de las muchas preguntas que se hacen los futuros opositores.

¿Por qué decidiste opositar a la Policía Nacional?

J: Siempre me ha gustado el mundo de la Policía y cuando terminé la Universidad, exploré diferentes vías, y al final decidí seguir mi sueño, y me puse a opositar.

A: Por tradición familiar, ya lo tenía en casa y desde niño siempre me ha gustado (por mi padre).

S: A cada uno le motiva una cosa… yo tenía un trabajo muy rutinario, porque trabajaba en un despacho de abogados y necesitaba un cambio de aires, y la policía me llamaba mucho la atención.

¿Por qué quieres ser Policía Nacional?

J: Fundamentalmente por vocación y servicio público. Además, a nivel profesional, es un trabajo estable y es muy interesante para aprovechar.

S: Es un tipo de trabajo muy transversal, es decir, ahora se enfoca a la policía nacional más allá de la represión en la calle, se orienta en asistir a las personas, en la necesidad de auxilio, en la policía de servicios. Ser un modelo represivo te crea una mala imagen, pero el enfoque de ayudar a la gente, ser los primeros a los que llaman, da muy buena imagen, y no se ve habitualmente.

Trabajar y opositar no es fácil… ¿cómo te organizabas para poder compaginar trabajo con oposición?

S: Trabajar y opositar es muy duro, sobre todo si trabajas a jornada completa. Si tienes un trabajo a jornada parcial, en cierta medida no es ningún problema, porque si trabajas dos o tres días a la semana, más o menos te puedes organizar. Siempre es el tiempo de ocio que tienes que limitar, restringir, y muchas amistades las vas perdiendo por el camino, pero bueno, allí está la calidad de la amistad.

Trabajando a jornada completa es muy difícil, pero no imposible. Lo único que se prolonga mucho en el tiempo. Por ejemplo, mi forma de organizarme era: trabajaba de 9:00 h. a 20:00 h. de lunes a jueves; los viernes trabajaba hasta las 14:00 h. y por la tarde venía a la academia; los sábados también a la Academia, y el domingo iba a las físicas. Me quitaba horas del sueño, porque para mí, dormir era secundario y a lo mejor entre semana me levantaba a las 4.30 h. de la mañana para estudiar antes de ir al trabajo, porque por la tarde después de las 20 horas y pico estás muy cansado y no te da para estudiar. Y además compites con gente que en su casa está estudiando.

No es más listo el que aprueba la oposición, sino el que más horas le saca.


¿Cómo estudiabas para Policía Nacional? ¿Es lo mismo estudiar un Bachiller o Grado Universitario que la oposición a Policía Nacional?

J: No, no es lo mismo. Tú, para un Bachiller o Grado te dedicas principalmente para ir estudiando para aprobar o a lo mejor sacar la mejor nota, pero para la oposición el estudio es mucho más intensivo, mucho más al detalle. Incluso el planteamiento y la labor son diferente que un Bachillerato. Para la oposición hay que ir día a día, y hay que estudiar con un nivel de detalle y profundidad que en los otros estudios no lo haces.

A: Una oposición no acaba nunca, parece que siempre puedes ir estudiando. En el Bachillerato puedes parar y pensar: “Con esto apruebo y me da igual lo que saque el de al lado”. En una oposición puede que hayas visto el temario 4 o 5 veces y aun así no es suficiente, parece que nunca acabas.

¿Qué sentiste cuando recién matriculado salías con los libros por la puerta de la Academia?

Ahora empieza el trabajo duro.

A: Salí preguntándome por qué no había hecho esto antes.

S: Es un punto de partida, en cierta medida cuando te apuntas a una academia ya coges conciencia de: ” Estoy pagando, tengo unos libros, me tengo que poner a estudiar, tengo que venir a las clases…ya estoy metida en el proceso, a ver cómo voy saliendo”. Al principio uno se piensa que es menos de lo que es, porque no te das cuenta de toda la competitividad que hay. Sales muy cansado de la oposición, y cada prueba es como si se te va la vida. Todo se vive con tanta intensidad que parece que se te acaba el mundo. ¡Pero merece la pena!

¿Te pusiste a estudiar el mismo día que hiciste la matrícula?

J: Yo sí.

A: Yo estudiar, no. Pero echar un vistazo, sí.

S: Yo miré el índice.

¿Cómo preparaste las pruebas físicas para la oposición de Policía Nacional?

J: Yo entrenaba 3 días por mi cuenta con el plan de entrenamiento del entrenador de la academia y luego 1 día a la semana con el entrenador de la academia: 2 horas al día, 4 días a la semana.

¿Cuántas horas diarias le dedicabas al temario de la oposición a Policía Nacional?

S: Yo entre semana: 3-4 horas, y el fin de semana a lo mejor le echaba 12 horas.

J: Yo al principio le echaba 6 horas, 4 por la mañana y 2 por la tarde, y luego el mes antes del examen todo lo posible, unas 8 o más.

S: Una persona que no trabaja, a lo mejor le puede echar 8 o 9 horas, teniendo vida, yendo a gimnasio, a correr, pero trabajando, no. Habrá días que no puedas hacer nada.

¿Qué opinas de la prueba de ortografía?

J: A mí me parece adecuada, correcta. Y preparándola bien, no tiene por qué haber más problemas. Se podría enfocar a lo mejor, a nivel de examen, de una manera más práctica.

S: No se mira lo que una persona sabe escribir, es una prueba que tiene poco sentido, porque ¡qué más da que sepas escribir brócoli, bróculi y tal! Hay mucha gente analfabeta que ha pasado y no sabe escribir. Un poquito de dedicación, porque van a la excepción, a las palabras que no se usan. Y la prueba dura muy poco tiempo, como un psicotécnico. Pero es prueba muy práctica para quitar gente y ya está.

¿Y la entrevista personal, es tan difícil como la “pintan”?

J: Depende mucho de la personalidad y de tus habilidades, si eres una persona tímida, con algún complejo, insegura, pues va a ser un mundo. Si eres una persona normal, es prepararse un poco, pulir 3 cosas y ya está.

Lo importante es no crearte tus propios límites.

S: Sobre todo saber cuál puede ser tu punto débil y profundizar cómo salir de él. Cada uno sabe lo que lleva encima y lo que ha escrito en el biodata. Si tú escribes que has consumido drogas, te preguntarán qué haces con las drogas. A mí una de las preguntas más difíciles que me hicieron era si yo no me sentiría frustrada, cambiando de trabajo.

Descríbeme brevemente qué sentías según aprobabas las pruebas oficiales. Y ¿al ver el apto definitivo?

J: Ahora sí, y cuando te pones el uniforme: ¡Esto es lo mío!

S: Le empiezas a dar tanta importancia a cada prueba, que… yo me puse a llorar, porque después de tanto tiempo sacrificado, tantos momentos perdidos, porque los años van pasando y son muchas veces decir que no, y hay gente que lo entiende, pero hay que te dice: “estás siempre con lo mismo”. La vida es complicada. ¿Sabes cuál era mi punto de inflexión? Cuando llegas a la Escuela Nacional de Policía en Ávila, y te dan una caja con todo para la Academia (ropa, botas, libros…). Ese día te das cuenta que empiezas algo serio.

A: Es ganar una batalla tras otra. Yo cuando vi el apto final me senté, me temblaba el cuerpo.

Los mejores consejos para aprobar la oposición a Policía Nacional.

Entre todos: 

  1. Después de cada no apto, hay que seguir.
  2. Ser constante en el estudio.
  3. Tener espíritu de sacrificio y superación. Pensar que nunca es suficiente, que siempre puedes dar un poquito más.
  4. Dedicación.
  5. Método para estudiar, porque sin método, aunque eches muchas horas, vale de poco.

¿Qué destacarías de tu preparación en Abalar?

J: La Academia nunca es el sustituto del trabajo de uno. Nunca jamás. Pero es un apoyo fundamental y en Abalar hemos recibido el apoyo que necesitábamos: de temario, profesores, preparación integral de todas las pruebas… A lo mejor, en el temario hay poca diferencia entre una Academia u otra, pero en cuanto a la preparación de las entrevistas, psicotécnicos, pruebas físicas, etc. Allí es donde se notan las diferencias.

S: En Abalar siempre nos han dado un trato personalizado, que yo valoro mucho. En cuanto a la preparación física Abalar cuenta con 2 magníficos profesionales y son más que suficientes. No hace falta coger ningún entrenador personal. Y, por la parte de penal, no tengo más que decir, solo que no he tenido mejor profesor en la carrera de Derecho. Me parece excelente. Para el resto de materias, Abalar también cuenta con grandes profesionales.

Aprobar la oposición de Policía Nacional es cuestión de un trabajo personal.

Y en la Academia de Policía Nacional en Ávila, ¿cómo puedes describir tu experiencia?

J: Nos dan herramientas teóricas. Es el inicio de una nueva vida. No es un trabajo, es tu nueva vida, el nuevo estilo de tu vida.

S: No es un trabajo. Trabajos hay muchos. Pero aquí tiene un plus por dedicación personal y profesional. En cierta medida, es como una familia y adquieres otro tipo de conciencia en cuanto al conjunto.

¿Cuál era tu asignatura preferida en Ávila?

J: Depende mucho del profesor, a mí investigación me gustó mucho, y luego las típicas: tiro y tal…

A: A mí, intervención.

S: Intervención, investigación y TAO. Yo he tenido muy buenos profesores, te hacían entender la asignatura, se dedicaban a los alumnos.

¿Qué hay después de Ávila?

J: El destino, las prácticas, la guerra, la incertidumbre, el miedillo. Eres uno más, lo único que pasa es que no puedes ir solo. Se ha acabado el instituto, vamos a la calle. Viene el destino después, y yo quiero coger un destino donde más caña haya, donde más trabajo haya, donde más barro haya… para aprender.

S: Yo comparto la opinión de J, porque luego tienes toda la vida por delante para estar en un sitio tranquilo. Ahora es el momento de aprender.


Desde Abalar agradecemos enormemente a los alumnos entrevistados, cuya intimidad vamos a respetar, por dedicarnos este ratito y por responder a las preguntas anteriormente escritas.

Deseamos a toda la promoción, larga y exitosa carrera profesional, y a los actuales opositores mucho ánimo y suerte en las pruebas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.